El Ministerio de Sanidad ha publicado este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la Orden SND/370/2020, de 25 de abril, que regula los desplazamientos de los niños durante el estado de alarma, que entrará en vigor mañana domingo.

El texto señala que los menores de 14 años podrán pasear acompañados de uno de sus progenitores, tutor legal o “empleado del hogar a cargo del menor”. Este último deberá contar con una autorización escrita de los padres.

Hasta la publicación de la orden no había quedado claro dónde se establecería la barrera: los niños de 14 años cumplidos se suman al grupo de menores que podrán salir por su cuenta en las mismas condiciones que los adultos. El Gobierno ha aclarado que, si tienen autonomía y permiso paterno, podrán acogerse a los supuestos que ya contempla del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo:

Artículo 7. Limitación de la libertad de circulación de las personas.1. Durante la vigencia del estado de alarma las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público para la realización de las siguientes actividades:

  1. Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.
  2. Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.
  3. Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.
  4. Retorno al lugar de residencia habitual.
  5. Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
  6. Desplazamiento a entidades financieras y de seguros.
  7. Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
  8. Cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada.”

La nueva orden señala que podrán salir tres menores como máximo con cada adulto, el cual será responsable de cumplir las medidas de seguridad: distancia de 1-2 metros y lavado de manos habitual.

Aunque inicialmente se propuso que este adulto fuera el progenitor o una persona que conviviera con los niños, la norma permite finalmente que sea un cuidador o cuidadora que cuente con el permiso de los padres, documento escrito que deberá llevar en las salidas. La frase literal del BOE al respecto dice:

“Se entiende por adulto responsable aquella persona mayor de edad que conviva en el mismo domicilio con el niño o niña actualmente, o se trate de un empleado de hogar a cargo del menor (…) Deberá contar con una autorización previa de estos”.

Según el misto texto legislativo, los paseos deben ser:

  • de nueve de la mañana a nueve de la noche
  • en un radio de un kilómetro de distancia del hogar (os pasamos 2 enlaces facilitados por 2 madres de la asociación para calcular la distancia:
  • podrán darse en parques, aunque no en columpios ni en “zonas recreativas y deportivas”
  • la duración máxima será de una hora
  • cuidando las medidas de seguridad (distancia, higiene)

AFNR agradece profundamente esta decisión, solicitada por email el 14 de mazo de 2020, con vista a su ejecución en las  3 ó 4 semanas posteriores a la promulgación del Real decreto de alarma.

No obstante, a través de la FEFN se ha reclamado que se permita las salidas a la calle con más de 3 niños por adulto cuando las circunstancias lo justifiquen, esto es, en los casos de familias numerosas en las que haya más de tres menores y sólo esté disponible uno de los padres.

La situación actual vuelve a colocarnos en desventaja porque, al final, las familias con más de tres hijos menores de 14 años, o salen de casa tantas horas como grupos de tres hijos puedan hacer, o consienten que sus hijos estén menos tiempo que el resto por la calle.

Esperamos que esta administración deje de considerar a nuestro colectivo ciudadanos de segunda ya que, por el momento, ha demostrado tener gran facilidad para excluirnos del amparo legislativo expreso cuando se habla de beneficios para la infancia o la familia. No en vano tenemos que recordarle con frecuencia que incluya la referencia del nº de hijos y la renta per cápita en las sucesivas medidas sociales que va prometiendo: ERTE, autónomos (en nuestro colectivo hay bastantes), de renta mínima vital, etc.

Gracias a todos los que días n lo mejor de vosotros mismos ayudando a los que tenéis al lado. Gracias a las personas de buena voluntad que procuran poner sentido común y amabilidad en este loco y «miedoso momento». Gracias a los que no renunciais a vivir con plenitud, conforme a vuestros valores esenciales, a pesar del confinamiento forzoso.